Saltar al contenido principal
Iniciar la búsqueda

Noticias

JNE
Información Institucional
Información Electoral
Información Legal
Servicios
Prensa y Publicaciones
Contáctenos
  

PLENO DEL JNE ACLARA SOBRE QUORUM Y VOTO DIRIMENTE EN SUS RESOLUCIONES 

 
 
Tribunal no puede dejar de impartir justicia electoral en ningún caso

PLENO DEL JNE ACLARA SOBRE QUORUM Y VOTO DIRIMENTE EN SUS RESOLUCIONES

Asegura que en situaciones extraordinarias de empate o posiciones discordantes de sus miembros, se resuelve con arreglo a ley

El Pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aclaró sobre el quorum requerido para sus sesiones y el voto dirimente en sus resoluciones, sobre todo en situaciones extraordinarias que deben resolver para no dejar de impartir justicia electoral en ningún caso. 

En un pronunciamiento, recuerda que, de acuerdo con la Constitución y el ordenamiento jurídico, el colegiado electoral está compuesto por cinco miembros que aprecian los hechos con criterio de conciencia y resuelven oportunamente con arreglo a ley y a los principios generales del derecho. 

Refiere que necesita de por lo menos cuatro miembros para el quorum de sus sesiones, que adopta decisiones por mayoría simple de sus concurrentes y que el Presidente tiene voto dirimente en caso de empate. 

No obstante, excepcionalmente pueden presentarse diversas posiciones discordantes o haber un empate en las votaciones del tribunal a pesar de la intervención de los cinco miembros. Esto es cuando el presidente adopta una posición distinta a las restantes que están en posición de discrepancia en paridad de votos. 

Ante este tipo de situación, el Pleno del JNE considera que se debe hacer uso del procedimiento de integración jurídica para establecer que, excepcionalmente, quien dirima la paridad de votos de los cuatro magistrados restantes sea el magistrado que sigue en la prelación de conformación prevista en el artículo 179 de la Constitución Política y en la Ley Orgánica del JNE. 

Otras situaciones de discrepancia podrían ocurrir en sesiones de cuatro miembros, que pueden votar dos a favor de una resolución y dos en contra, pero uno de los dúos podría tener diferencias dentro de su posición, por lo que el otro dúo, por tener una posición uniforme, se impondría con dos votos.  

El JNE afirma que la discrepancia en las decisiones se presenta en la medida en que cada magistrado integrante de un órgano colegiado, aunque sujeto al ordenamiento jurídico, cuenta con un margen de discrecionalidad que le permite adoptar una postura diversa que es sometida a consideración.